CAUSAS Y EFECTOS DE LA MENOPAUSIA

Los indicios de la menopausia van desde los más comunes, como sofocos y sudores, hasta otros síntomas que puede causar problemas más graves, como la posibilidad de incrementar el riesgo cardiovascular.

La menopausia y, su fase previa, el climaterio es una etapa natural de la vida de la mujer en la que se produce el cese del ciclo menstrual femenino que suele darse normalmente sobre los 50 años. Aunque en algunos casos puede adelantarse o retrasarse varios años.

Dr. Débora Nuevo – Especialista en Medicina Interna. Equipo Médico Neolife e Investigación y Desarrollo Neoactives


Hablamos estrictamente de menopausia cuando existe ausencia de menstruación durante un año. Mientras que el climaterio se trata del periodo que la precede, y viene acompañado de menstruaciones irregulares y de la sintomatología propia de esta etapa, que incluye:

  • Síntomas vasomotores como sofocos, sudores nocturnos, palpitaciones.
    •Alteración del estado de ánimo (depresión, ansiedad), insomnio, pérdida de memoria, falta de concentración.
  • Fatiga.
  • Pérdida de deseo sexual, sequedad / irritación vaginal, irritación de vías urinarias, incontinencia urinaria.
  • Osteoporosis.
  • Incremento del riesgo cardiovascular.
  • Problemas digestivos, menor producción estomacal de ácido clorhídrico.

Causas de la Menopausia 

Fisiológicamente la menopausia implica una menor secreción corporal de estrógenos y progesterona, hormonas que regulan el ciclo femenino. El organismo intenta compensar esta menor producción incrementando a su vez las hormonas que estimulan su síntesis, LH (hormona luteinizante) y FSH (hormona foliculoestimulante).

Toda esta alteración hormonal es la responsable de los síntomas de la menopausia y del climaterio y acaba desencadenando una respuesta ovárica cada vez menor que desemboca en el cese de la función ovárica. 

Efectos en la salud de la mujer

Los estrógenos presentan receptores en diferentes tejidos corporales a través de los cuales ejercen sus diferentes efectos en el organismo. Son especialmente importantes a la hora de proteger el sistema cardiovascular, el tejido óseo, el funcionamiento cerebral o el bienestar sexual, entre otros. Por este motivo, la falta de estrógenos durante esta etapa es la principal responsable de la sintomatología anteriormente comentada como aumento de enfermedades cardiovasculares, aparición de sofocos, pérdida de mineralización ósea o alteraciones del estado de ánimo. 

Pautas para tolerar la menopausia

Si quieres disminuir los problemas asociados a la menopausia, te recomendamos seguir las siguientes pautas:

  • Mantener un estilo de vida activo, incluyendo la realización de ejercicio. Ayuda a controlar el peso, a mejorar el estado de ánimo, a proteger nuestro corazón y a fortalecer los huesos.
  • Seguir una alimentación equilibrada con buenos niveles de fibra, vitaminas y minerales. Es especialmente importante el consumo de alimentos ricos en calcio y magnesio (como legumbres, frutos secos y lácteos), así como de alimentos ricos en vitamina D y vitamina K (vitaminas necesarias para fijar el calcio a los huesos).
  • Incluir proteínas de calidad, pero bajas en grasas saturadas (carnes blancas como pollo, pavo, conejo) y fuentes ricas en omega 3 (pescados azules), para ayudar a mantener la masa muscular y a disminuir riesgo cardiovascular.
  • Reducir el consumo de sal, estimulantes, grasas saturadas, grasas trans, alimentos procesados que favorecen un mayor riesgo cardiovascular y una mayor desmineralización ósea.
  • Disminuir (mejor evitar) el alcohol y el tabaco, generadores de radicales libres que aumentan riesgo cardiovascular.
  • Suplementar nuestra dieta con complementos alimenticios de calidad que garanticen buenos niveles de calcio, magnesio y vitaminas D y K, para una correcta mineralización ósea; con ácidos grasos omega 3, que aportan beneficios cardiovasculares y cerebrales; y con fitoestrógenos, como las isoflavonas de soja o la salvia, que ayudan a compensar parcialmente la insuficiencia estrogénica que se da en la menopausia.

El funcionamiento de los fitoestrógenos

Los fitoestrógenos son sustancias presentes en muchos vegetales y que presentan una gran cantidad de propiedades, entre ellas la de comportarse como estrógenos débiles. Esto quiere decir que son capaces de unirse a receptores estrogénicos (principalmente a los de tipo beta) (1) y a receptores de progesterona.

Aunque su efecto es fisiológico es menor que el de las hormonas corporales, son capaces de suplir parcialmente la falta de estas hormonas en mujeres menopaúsicas y disminuir los síntomas asociados. Se trata de sustancias que como las isoflavonas de soja (2) tienen una amplia historia de uso tradicional. 

La fórmula de NeoActives, NeoWomen, aporta unos excelentes niveles de isoflavonas de soja (40 mg) que ayudan a disminuir incidencia de sofocos, disminuye riesgo cardiovascular, mejora la densidad mineral ósea y el estado de ánimo. Se combina con extractos concentrados de maca, salvia y schisandra (3, 4, 5), para una mayor actividad en la amplia gama de sintomatología asociada a menopausia. Incluye vitamina B6, que participa en la regulación de hormonas esteroideas.

En Neoactives también hemos desarrollado NeOmega 3, que con sus 420 mg de EPA y 300 mg de DHA es uno de los mejores Omega 3 del mercado, con unos niveles de contaminantes muy por debajo de los estrictos límites marcados por la Unión Europea, fresco y sin problemas de regusto a pescado. Puede combinarse con NeoVitamin NeoMineral fórmulas que garantizan un óptimo consumo de vitaminas y minerales necesarios para el adecuado funcionamiento de los huesos.


BIBLIOGRAFÍA