PLATOS TÍPICOS NAVIDEÑOS EN EL MUNDO

La Navidad es una festividad en la que se unen la religión y las tradiciones. Sin embargo, hoy en día, en muchos casos, estas fechas han quedado más como una celebración familiar en la que la comida es la protagonista.

El 24 de diciembre festejamos la Nochebuena. Una de las más significativas cenas familiares del año, en la que nos rodeamos de nuestros seres queridos, y donde degustamos un menú con gran cantidad y variedad de platos repletos de alimentos.

    La tradición manda, y en la gastronomía navideña española no puede faltar nuestro popular asado como plato principal, ya sea de carne o pescado, aunque cada vez encontramos más variantes como los guisos o los pucheros. A continuación, te presentamos diferentes platos tradicionales que se degustan por el mundo.

    Tania Mesa – Unidad de Nutrición Neolife e Investigación y Desarrollo Neoactives


    Tradiciones culinarias

    México, Inglaterra o EE.UU, entre otros países

    El plato tradicional de estas fiestas para estos países es el guajalote, como lo llaman en México, o pavo. De origen inca y a raíz del descubrimiento de América, el pavo se extendió por todos los países del mundo y se consideraba como un manjar exótico, caro y difícil de conseguir.

    En México, el guajalote era cocinado y comido por los aztecas para celebrar la llegada del solsticio de invierno, pero fue en el año 1528 cuando fray Pedro de Gante tuvo la idea de festejar la Navidad en México.

    Son muchos los países que también celebran esta fiesta con pavo asado, pero como no podemos enumerarlos todos, nos centraremos en Reino Unido, donde preparan un tradicional menú navideño de pavo asado relleno, acompañado de pigs in blankets (una especie de salchichas), gravy (la salsa resultante de los jugos naturales del pavo cuando se está horneando), salsa de arándanos, roast potatos (patatas asadas con mantequilla), coles de Bruselas y otras verduras.

    Cuba

    Tal como ocurre con la mayoría de los países latinoamericanos, Cuba también cuenta con herencias culinarias españolas. El plato navideño principal por excelencia es el cerdo asado, cocinado durante muchas horas y acompañado por suculentas guarniciones como el plátano, los frijoles negros y el arroz, además del sabroso pan cubano.

    Rusia

    La cena navideña se caracteriza por no contener carne. Su plato principal es una especie de papilla denominada Kutya, formada por cerezas y otros granos, que representan la esperanza y la inmortalidad; además de semillas de amapola y miel, que auguran felicidad y éxito. La Kutya se acostumbra a comer de un plato común para simbolizar la unidad.

    Cerezas, granos variados y semillas conforman este especial plato navideño que simboliza la esperanza e inmortalidad.

    Japón

    Aunque el país está formado mayoritariamente por población no cristiana, también se suman a la celebración navideña. En Japón no cuentan con un plato tradicional, pero en sus comidas destaca el mismo protagonista: el pollo. Con la apertura de las cadenas de comida rápida en el país, los restaurantes KFC se han vuelto indispensables en Navidad, convirtiéndose en el plato principal navideño para gran parte de la población.

    Australia

    Gracias a su característico buen tiempo, es habitual celebrar estas fiestas navideñas al aire libre, y qué mejor forma para hacerlo que con una barbacoa. Como se trata de una fecha especial, nada mejor que utilizar marisco como ingrediente principal.

    Italia

    Como no hay buenas cenas sin postre, el toque dulce viene de la mano de Italia y su famoso panettone, un pan dulce con forma cilíndrica y con un domo en la parte superior, que le aporta una apariencia de hongo. Cuenta con un interior suave y esponjoso y, aunque tradicionalmente tenía un sabor cítrico, ya que se le añade fruta seca y pasas, en la actualidad podemos encontrar otras versiones que incluyen pepitas de chocolate o, simplemente, el bizcocho. 

    Sin duda, el dulce italiano más conocido en el mundo es el Panettone.

    Disfruta de la Navidad, pero con cabeza

    Sabemos lo difícil que es decir que no a cualquiera de los suculentos manjares navideños, pero recuerda que no es necesario comer toda la comida que hay en los platos. La mejor alternativa es cocinar menos cantidad, intentando calcular adecuadamente las raciones y en caso de que no sea posible, trata de servirte lo justo en el plato. Siempre puedes congelar la comida que sobre y aprovecharla para otro momento.

    Si quieres gestionar la ansiedad y el control del apetito, NeoFD Control es tu aliado, ya que cuenta con propiedades ansiolíticas y relajantes. Gracias a su potencial saciante e inhibitorio de la síntesis de los lípidos, te ayudará a mantener los niveles de glucosa en sangre y al correcto metabolismo de los macronutrientes.

    NeoFD será tu aliado para controlar la ansiedad por la comida.

    Y si no te ha sido posible controlar los atracones, en Neoactives hemos desarrollado NeoDetox, que te ayudará si decides comenzar un programa de pérdida de peso o un de detoxificación tras las fiestas. NeoDetox es un suplemento diseñado para potenciar el funcionamiento hepático, especialmente en procesos depurativos.

    Una ayuda extra ante los atracones navideños.